Encuentros adultos y sexualidad femenina

Todavía hay  prejuicios en torno a la sexualidad femenina

Para los hombres, la posibilidad de tener una cita sexual, está a la orden del día. Para las mujeres evidentemente que también, sin embargo los unos y los otros se tienen distinta vara de medir.

Lo cierto es que el sexo en los tiempos que corren está a la orden del día, lo tienes en todas partes y la red está hasta arriba de vídeos porno gratis, muchos de los anuncios tienen connotaciones sexuales, cada vez hay más chicas que ofrecen servicios de prostitución, por un precio más reducido para ganarse la vida, también las hay de lujo e incluso jovencitas que en sus ratos libres deciden dedicarse al oficio más viejo del mundo para ganarse un extra.

Por otro lado también hay lugares para poder flirtear y pagar por estar con una chica mientras te bebes una copa, sin contar las diversas páginas para recibir a chicas con ciertas características en un lugar en concreto, y lugares, tanto físicos como online a donde puedes buscar un intercambio de pareja o sexo a gogó.

Es decir, que la oferta sexual aun cuando es más visible a ojos de todos, ofrece miles de opciones y  donde pasárselo bien dependerá de cuanto pagues. Es decir que actualmente  la oferta sexual es un negocio y los deseos de buscarse una compañera sexual, muy grandes.

Otro de los métodos para encontrar sexo o disfrutar de la conquista sexual, son páginas de encuentros adultos, como por ejemplo la página de encuentroadulto.com en la que puedes conocer gente para tener encuentros sexuales, intercambios y todo lo que se te ocurra. ¡Hasta puedes subir fotos privadas que solo podrá ver quien tú quieras!

la mujer y los encuentros adultos

Aunque no lo parezca, en estas páginas hay muchos hombres y mujeres deseosas de salir de la rutina y que deciden hacer un alto en sus labores cotidianas para pasar un momento distendido en una grata compañía que tal vez se ha conocido por una de las tantas páginas de citas online que existen en el mercado como por ejemplo Encuentro Adulto.

Pero lo más curioso del tema es que en medio de toda esta vorágine también está la mujer como persona antes que como objeto, que muchas veces parece que solamente es un objeto, pero en este tipo de páginas lo intelectual también cuenta, por ambas partes.

Ahora hay mayores derechos de los que había antes, y se está intentando hacer ver a todo el mundo que el sexo es algo natural y que todos tenemos deseos e instintos sexuales, que no tiene nada de raro.

Aunque las traiciones no están bien vistas, los enamoramientos responden a otra cosa. Hoy en día las mujeres que se enamoran de otro hombre también se van de casa y directas a otra cama, pero no nos equivoquemos, los hombres hacemos lo mismo a veces.

Esta es una realidad que quizá todavía no se admite al cien por cien, pero que cada vez está cobrando fuerza. Muchas de estas mujeres se han visto favorecidas por internet.

Pueden con tranquilidad ocultar su identidad bajo otro nombre y las más atrevidas se lo montan de manera tal que no tendrán problema a la hora de quedar con alguien que desean conocer. Ellas también quieren probar cosas nuevas en el sexo que tal vez no reciben en casa. Ellas también tienen instinto y deseo sexual.

Los prejuicios a la orden del día

Sin embargo los prejuicios existen todavía, aun cuando se ha avanzado a pasos agigantados. Y es que  en material sexual el comportamiento que pueda tener una mujer sigue estando peor visto que el  que pueda tener un hombre. Pero el cambio se está dando.

La liberación femenina en términos de sexualidad ya no es nada nuevo ni nada que suene ajeno. ¿Así que en breve llegará un momento en que podamos decir sin pensar que por ello sea una puta, que una mujer lo está pasando en grande acostándose con otro hombre que no sea su marido? No lo sé…me temo que falta todavía para eso. Eso sí depende de los ojos de quien lo mire.

Pequeñas recomendaciones personales de cómo cuidar a tus amigas

Quedar. Es importante. Estar en contacto. No perderse. Llamarse por teléfono, pero quedar. Estrechar los vínculos de la confianza entre las amigas tiene sus dificultades, más cuando la relación de amistad se ha forjado desde hace mucho y se conocen. Saben lo importante que ha sido ese grado de proximidad en sus vidas y que el deseo de seguir siendo amigas es compartido pero ello implica un trato muy cuidadoso.

Cuidar las amigas

A las amigas hay que regarlas, algunas veces por semana. Cuidar a las amigas supondrá no dejar que se vayan de tu vida, evitarlo a toda costa. Luchar para que sea así. Hay veces que surge el resentimiento o la tristeza cuando tus amigas se enteran que tienes novio y que es alguien deseado por ellas también. Pero es tu novio y por eso dejaste de ver a tus amigas. Eso no debería pasar, porque si de lo que se trata es de cuidar los lazos de amistad has cometido un error del que te podrás arrepentir toda tu vida. Nada te garantiza que aquel chico apuesto sea tu novio por mucho tiempo. Puede volar para no regresar jamás. Así que más vale que te lo tomes con calma y no presumas de algo efímero como es el deseo. En efecto. Lo has pensado. Y es que no te puedes pasar tantas semanas sin ver a tus amigas.

Quedar para verlas

Queda con ellas. Diles que las quieres ver para contarles cómo ha sido todo. Recuérdales cuando las veas lo mucho que las echas de menos. Es una buena forma de cuidar a las amigas, que así como el amor es efímero ellas también lo son. Y no hay peor cosa que un grupo de amigas que te da la espalda.

amistad

Retomar una cita fallida

Pero el otro día regresando a casa te acordaste de aquella amiga del Yoga que dejaste de ver hace tanto tiempo…qué habrá sido de su vida, te preguntas, la buscas en Facebook. La invitas a tomar un té, la última vez que estuvisteis a punto de quedar tu loro escapó y murió, te estropeó la tarde y la tuviste que llamar para decirle lo imposible que sería asistir al encuentro que con tanta antelación acordasteis. Pero es que luego de enterrar a tu pequeño loro que te acompañaba tanto en tus días, quedaste lo que se dice destrozada, sin ganas de nada. Tu novio lo entendió aunque en realidad no lo entendió. Tú esa noche lo lamentaste por tu amiga, pensando que ese iba a ser un motivo para que ella no te quiera ver más. Porque una cosa es que te plante un tío pero que te plante una amiga. Por favor.

Pero al final aceptó. Qué bien. Ella tampoco quería perder tu amistad. Ha elegido una terraza muy chuli del centro. Está muy bien. Pero recuerda que si la vas a ver que note que estás tú ahí totalmente implicada en forjar de nuevo los lazos de la amistad, si llevas el móvil no te voy a decir apágalo, pero mira tu whatsapp cuando ella esté en el lavabo.

Amigas del pasado y presente

Ahora con el Facebook sabes que puedes volver a retomar esos lazos de amistad que quedaron atrás, en el tiempo pero no te animas, porque la amistad, piensas, es otra cosa. No sabes qué decir. Y la verdad es que ahora tienes otro grupo de amigas muy diferentes a las amigas de entonces. Las amigas del pasado han quedado en el pasado. Y tampoco te parece mal.
A veces no tiene mucho sentido buscar recuperar las viejas amistades. Suele ocurrir que cuando vuelves a ver amigas de hace tiempo no hay ya nada en común que las identifique, que las vincule. Suele suceder con las amigas del instituto, porque hay otras con las que hemos mantenido lazos de amistad más duraderos, más prolongados en el tiempo.

amigas

Añorar de forma permanente

Hay mujeres que cuando llegan a cierta edad son menos propensas a entablar lazos de amistad. Muchas prefieren la soledad a tener que hablar con alguien, entienden la amistad como algo agradable y bello que tuvo lugar en la juventud pero que es imposible en la edad adulta. Cierto. Vivimos tiempos muy complejos para hacer amigos. Pero eso no quiere decir que no podamos volver a recuperar los lazos de afectividad que nos unieron en su momento a ciertas personas.

Renovar la amistad

Sin embargo también hay chicas que no se cortan un pelo, ni si quiera se les ocurre pensar en la palabra amistad, son ellas las que se encargan de propiciar el amiente, de sembrar la atracción entre la gente. Se adaptan a todo, incluso a las nuevas formas que tiene la amistad. Y aunque son menores los contactos saben que no hay cosa mejor que el conocer gente.

Las amigas pasan por la vida. Van y vienen. Lo importante es poder tenerlas, socializar con ellas. Saber que podrás verlas y que en estos tiempos tan efímeros donde cada uno guarda su intimidad, uno debe hacer todo menos forzar lazos de amistad.

Lugares para hacer amigas hay muchos. Está el gimnasio. Es un lugar donde a veces, con un poco de suerte, coincidimos con alguien que tenga algo que ver con nosotros. Puede ser también que sin darnos cuenta nuestro nuevo círculo de amistad tenga más que ver con el cole de los hijos que con esas amigas de antaño que no nos hace bien añorar.

Hablar de amigas

Cuando hablamos de amigas, hablamos también de amistad. De vínculos, de viejos contactos pero también de nuevos. No es que a las amigas haya que irlas renovando pero no está mal que según va pasando el tiempo sigamos conociendo amigas. Y es que a más amistades, mayor será nuestro deseo de socializar.

Y si ya conocemos un grupo de amigas lo mejor será, si nadie se anima, proponer un encuentro en alguna otra parte, o una excursión para salir de la rutina, tal vez un viaje. Es una buena manera de seguir teniendo amigas. Pero sobre todo, sobre todo cuidándolas. Regándolas como a las plantas para que se queden con nosotros al menos un tiempo, aun cuando sepamos que tarde o temprano se irán de nuestras vidas. Y es que las que quedan son otras.